Opinión

Un buen primer paso hacia una reforma penitenciaria

“La Ley del Primer Paso brindaría mayores oportunidades a aquellos que están encarcelados de participar en programas de capacitación laboral y de lucha contra el abuso de drogas. Si completan esos programas con éxito, pueden obtener créditos que los ayuden a calificar para terminar su custodia en casas de transición o en confinamiento en el hogar”.
Daniel Garza