Nikki Haley presenta sorpresivamente su renuncia como embajadora de Estados Unidos ante la ONU

La saliente funcionaria y el presidente dieron una conferencia de prensa en la Casa Blanca para anunciar el movimiento. El mandatario dijo que ya habían discutido su salida. Más tarde aseguró que había escuchado muchos nombres para reemplazarla, entre ellos el de su hija Ivanka.
Publicado 9 Oct 2018 – 10:15 AM EDT | Actualizado 9 Oct 2018 – 7:00 PM EDT

La embajadora de EEUU ante Naciones Unidas, Nikki Haley, presentó su renuncia este martes al presidente Donald Trump, convirtiéndose en una de las salidas de alto perfil del gabinete del republicano. El primero en dar la noticia fue el sitio de política Axios y luego, otros medios masivos como CNN y Fox News lo corroboraron con sus propias fuentes.

A las 11 am ET, el presidente y Haley dieron una charla frente a la prensa desde la Casa Blanca en la que el mandatario aseguró que ella ya le había manifestado que quería un descanso. "Dejará su cargo al final de este año", aseguró.

Cuando fue consultada, Haley, dijo que quería "tomarse un poco de tiempo fuera". Sin ahondar en detalles, la funcionaria aseguró que no había motivos familiares, simplemente que entendía que era momento de dejar el cargo.

"Estamos felices por ti por un lado, pero detestamos perderte (...) Esperamos que vuelvas en algún punto. Tal vez en un puesto diferente", dijo Trump.

Haley también aclaró que no competirá por la Casa Blanca en 2020, contradiciendo los rumores que indicaban que sí lo haría.


Esta tarde, el presidente aseguró a los medios que ha "escuchado muchos nombres" para reemplazar a Haley, entre ellos el de su hija Ivanka: "Pienso que Ivanka podría ser increíble, pero eso no significa que la haya escogido a ella, porque podría ser acusado de nepotismo, aún cuando no estoy seguro de que haya alguien más competente en el mundo".

Minutos después, Ivanka Trump reaccionó en su cuenta de Twitter y aclaró que el sustituto de Haley no sería ella. "Es un honor servir en la Casa Blanca junto a tantos grandes colegas y sé que el presidente va a nominar un reemplazo formidable para la embajadora Haley".


Haley es la última de la larga lista de miembros del equipo de Trump que dejan la administración ya sea por renuncias o despidos. Su propio jefe directo, el exsecretario de Estado, Rex Tillerson, fue despedido por Trump en marzo de este año.

Una crítica de Trump

Haley fue una crítica de Trump cuando este irrumpió en la política y también durante la campaña, cuando criticó en varias ocasiones el comportamiento y la retórica agresiva del mandatario. Pero tras la elección de 2016, el presidente le ofreció el puesto en la ONU y a partir de allí la relación entre ambos pareció encaminarse.

Aunque con poca experiencia en política internacional, Nikki Haley, quien antes de asumir el cargo era gobernadora de Carolina del Sur, era considerada por muchos como una de las voces moderadas en el equipo diplomático de Trump.

La embajadora logró una cómoda confirmación en el Senado, en contraste con otros postulados para integrar el primer gabinete del presidente republicano.

Sin embargo, Haley se convirtió en una férrea defensora de políticas vistas como radicales del presidente, como la mudanza de la embajada estadounidense en Israel o el retiro de Washington de algunos organismos multilaterales, como el Consejo de Derechos Humanos o la UNESCO.

Haley, hija de inmigrantes indios, había trabajado en temas laborales y comerciales antes de ser nombrada embajadora, un puesto para el que tenía escasa experiencia internacional. La republicana fue la segunda gobernadora estadounidense de origen asiático que ocupó un cargo de gobernadora el en país.

"Cuando el presidente cree que tienes que hacer una gran contribución para el bienestar de nuestra nación, esa es una llamada importante que hay que atender", dijo luego de ser elegida por Trump para el puesto en las Naciones Unidas.

Desde su puesto, ella ha mostrado sus propias opiniones en varios temas de política exterior y también se ha distanciado de Trump en algunos casos. Una de las más sobresalientes contradicciones con el presidente fue sobre Rusia.

En la criticada cumbre que Trump tuvo con el presidente Vladimir Putin, el pasado 16 de julio en Helsinki, Finlandia, el republicano dijo que le creía a su par ruso que no había estado detrás de la intervención en las elecciones de 2016 en EEUU.

Tal declaración junto a otras más en aquel evento entraron en contradicción con lo que toda la comunidad de inteligencia de EEUU concluyó e informó a Trump: Rusia es el reponsable de los hackeos, atacó y volverá a atacar en las elecciones de noviembre de 2018.

Las declaraciondes de Haley de apenas días después fueron rotundas y en franca contradicción con las de Trump y la 'confianza' que dijo tener en las palabras de Putin.


Durante su periodo como embajadora en la ONU, Estados Unidos se ha retirado de algunos de los organismos multilaterales más importantes.

En octubre de 2017, por ejemplo, Washington decidió salirse de la Unesco. Del mismo modo, en junio de 2018, abandonó el Consejo de Derechos Humanos. Haley justificó la decisión por la “campaña implacable y patológica” contra Israel.

Las renuncias y despidos más resonantes del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad