Melania Trump dice que ella es "una de las personas más acosadas en el mundo"

En una entrevista con la cadena ABC, la primera dama habló de su campaña 'Be best' que se centra en el ciberacoso y explicó que justamente su propia experiencia era la que la había alentado a abrazar este problema. Además lamentó que organizaciones con las que quiere trabajar no se unan a ella debido a las políticas de su marido, el presidente Donald Trump.
11 Oct 2018 – 12:36 PM EDT

La primera dama Melania Trump dijo en una entrevista que será publicada este jueves por la cadena ABC que es la persona más acosada del mundo "o una de ellas" y que por eso creó su iniciativa contra el ciberacoso y acoso escolar llamada Be Best.

"Podría decir que soy la persona más acosada del mundo", dijo la primera dama en una entrevista hecha en su viaje en solitario por África la semana pasada cuando le preguntaron por qué eligió ese tema.

"¿Realmente eres la persona más acosada del mundo?", le preguntó el periodista de ABC News.

"Una de ellas, si realmente ves lo que dice la gente sobre mí", dijo Melania Trump suavizando un poco sus comentarios.


Los comentarios de Melania Trump llegan justamente unos días después del gran revuelo que generó su elección de un sombrero tipo ‘pith helmet’ para su visita a algunos países africanos, un diseño que estuvo típicamente relacionado con la época de la conquista europea en África y, por consiguiente, con la explotación de los pueblos africanos.

Las críticas sobre los vestidos de Melania –sobre sus tacones para ir a visitar a las víctimas del huracán Harvey, o sobre esa emblemática chaqueta que usó para ir a ver la situación de los niños en la frontera que decía: “a mi no me importa, a ti sí?”– no son, sin embargo, algo a lo que las primeras damas en general no estuvieran expuestas en el pasado.

Basta recordar todo el revuelo que causó que Michelle Obama llevara sus brazos y hombros destapados en eventos de estado y todas las críticas que le llovieron por usar un sencillo cárdigan para conocer a la Reina Isabel, por no mencionar las múltiples veces que la oposición usó grotescas comparaciones racistas con simios o con hombres para referirse a ella.

Estar en el escrutinio público parece, más bien, ser una condición esencial de ser una primera dama, con la particularidad, en el caso de Melania, que en la medida en que ella se ha mantenido tan reacia, distante y desconocida para la prensa son muchas las versiones que se cuecen sobre ella sin poderse cotejar en realidad. Eso, claro, sumado a la gran polarización que ha desatado las polémicas decisiones que ha tomado su marido en la Casa Blanca que al involucrar de tantas maneras a las mujeres han creado una especial animadversión sobre ella.


Justamente, en la misma entrevista, Melania Trump lamentó que muchas organizaciones se rehusaran a trabajar con ella en su programa contra el acoso o bullying ‘Be Best’ por la discordancia con la administración Trump.

“Es una lástima ver que organizaciones y fundaciones con las que quisiera crear alianzas han decidido no participar por…la administración. Siento que están eligiendo la política antes que la posibilidad de ayudar a otros”.

Al ser increpada sobre los recientes eventos relacionados con la acusación de agresión sexual presentada contra el juez, ahora magistrado de la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, Melania Trump aseguró creerle a las mujeres, pero dejó claro que “además de creerles, hay que apoyar y creer también en los hombres” alineando su postura con una similar que se le ha oído a su marido: “Necesitas tener de verdad evidencias contundentes, si vas a acusar a alguien de algo, muestra las pruebas”.

En fotos: Melania Trump sonríe más en África que en la Casa Blanca

Loading
Cargando galería


Publicidad