MLS

Portland se queda con la gloria en épico Clásico de Cascadia en casa de Seattle que se definió en penales

A pesar de los goles de Ruidíaz y Lodeiro, Sounders no pudo evitar que la vibrante semifinal finalizara empatada 4-4 en el global, y Timbers venciera en los penaltis.
9 Nov 2018 – 2:01 AM EST

Noche de locura e inolvidable del Clásico de Cascadia en las semifinales de la Conferencia Oeste, en el que al final uno tenía que salir vencedor y otro en llanto.

El vencedor del épico clásico fue Portland Timbers vía la instancia de los penaltis, después de que el global terminara en un empate de 4-4. Desde el manchón penal y en casa de su archirrival, el club de Oregón fue más efectivo que Seattle Sounders y al son de 4-2 en esa instancia definitiva, dejó a los Esmeraldas eliminados al igual que en la única otra vez que se han enfrentado en Playoffs.


El colombiano Dairon Asprilla anotó el penalti definitivo. Pero el partidazo que tuvo dramatismo, goles, y volteretas tuvo héroes y villanos a diestra y siniestra en distintas etapas de los 120 minutos. El clásico de antología quedó marcado por los goles de Raúl RuiDíaz, la actuación de Nico Lodeiro, los tantos de Sebastián Blanco, las atajadas de Stefan Frei y Jeff Attinella…y mucho más.

En los primeros cinco minutos, los locales buscaron arrinconar a sus rivales en su propia área buscando rápidamente desvanecer la ventaja conseguida por los Timbers en la ida (2-1). Quedando dibujado el contragolpe para los visitantes. Pero esa tónica no se mantuvo y ambos optaron por roles más precavidos, al grado de que la primera mitad término siendo bastante trabada y con pocas acciones reales de peligro.


Lo típico de un clásico. En esos instantes no se podía ni imaginar en la locura de goles y volteretas en que desencadenaría el dramático duelo.

Para la parte complementaria, Seattle adelanto líneas ante un muy displicente Portland. Fue en esos minutos que los Esmeraldas tocaron la puerta de los leñadores. El gran aviso fue un remate de Ruidíaz, quien perdonó al rematar solo muy cerca del área chica. Eventualmente, el goleador inca capitalizaría los errores de los rivales.


El peruano tendría su revancha minutos después, aprovechando un regalito navideño adelantado por parte del portero de los Timbers, Jeff Attinella. El arquero había tenido una noche sólida, pero en una salida en la que midió bien e incluso tuvo el esférico en las manos, inexplicablemente se le resbaló, y Ruidíaz lavó su error.


Con poco más de 20 minutos por jugarse, Portland necesitaba un gol para evitar la eliminación por el criterio de goles de visitante. Sin realmente generar como para pensar en el empate, diez minutos después del gol del 9 Esmeralda, bastó con un disparo de media distancia de Sebastián Blanco para empatar el marcador y darles la ventaja en el global a los visitantes.


El tanto del argentino sirvió como antesala para un final cardiaco en el que los locales se jugaron el todo por el todo por el gol que forzara los tiempos extras. El cuerpo arbitral decidió dar 6 minutos adicionales, lo que le metió dramatismo puro al candente clásico.

En un contraataque, Lucas Melano estuvo muy cerca de conseguir el gol que hubiera sido lapidario para Seattle. Pero el arquero Stefan Frei hizo una atajada que literalmente termino valiendo un gol a favor

De la atajada de Frei, se dio una rápida transición a un servicio de Seattle en ataque. El rechazo de Blanco fue deficiente y al centro de su propia área. El esférico tomo dirección rumbo al depredador peruano, y con una volea soberbia, Ruidíaz desató la locura en el CenuryLink y forzó el alargue.


El arranque de los tiempos extras no dio oportunidad ni de parpadear.

Diego Valeri sacó un centro con ventaja para los atacantes del club de Oregón. Dairon Asprilla metió el cabezazo que nuevamente le estaba dando la clasificación a Portland.


La respuesta de los vigentes subcampeones de la MLS solo tardo cuatro minutos. Vía una pena máxima, el uruguayo Nicolás Lodeiro empató el global a cuatro goles.


En el segundo tiempo extra, Ruidíaz mando el balón a la red y salió a festejarlo con todo. Pero no contó, ya que remató con la mano.


El gol del triunfo no llegó, y la definición por penales se hizo inevitable. Melano, Valeri, Blanco, y Asprilla anotaron para Timbers, y solo Liam Ridgewell falló ante Frei. Mientras que Ruidíaz y Bwana marcaron para Sounders. Will Bruin falló el segundo intento de los Sounders, pegándole al poste, y posteriormente Attinella atajó el disparo del capitán de Seattle, Osvaldo Alonso, dejándole la puerta abierta a Asprilla para definir la serie.

Con la victoria, Portland jugara la final de la Conferencia Oeste. Seattle no podrá jugar su tercera final de MLS Cup consecutiva.

RELACIONADOS:MLSSeattle Sounders FCPortland Timbers
Publicidad